LUCY

LUCY

Las cuatro letras de tu nombre  se han convertido en una postrera
y triste canción, yo sigo sujetando todos esos recuerdos que aun me duelen,
Y que se empacaron conmigo  en aquel viaje a los Ángeles.
Yo sigo como un fragmento en pedazos,y aún todavía no he podido reconstruirme.

Los ayeres en silencio que siempre guardaron un trémulo espacio en el alma,
desde ese inmortal momento que mis ojos se apagaron para yo no buscarte.
hoy mis manos se acompañan solas calándose en el troce  del viento.

A veces te recuerdo, en las cinco cuerdas de mi guitarra,
en aquel altar blanco que con penuria se fue huyendo como un ave
en las grietas del viento .

Mis ya pálidos ojos se vistieron de lluvia esa mañana
Cuando los labios tuyos, que míos eran como mías son mis manos,

suspiraban una triste melodía con sabor a despido, y que dolor en el alma mía.

Te marchaste  de mí ,y con obligación tuve que marcharme  de ti,
con una ilusión y una promesa en uno de mis bolsillos, un anillo perla entre tus dedos,
lo que siempre soñamos juntos los dos y que nunca tús efímeros dedos supieron

Pase noches en vela en silencio descifrando tu cuerpo si será ya de otro como ya no mío.
Más el tiempo fue mi refugio  y no te miento amor mío yo sufrí mucho.  La noche y el día lo saben.
Pero como tú sabes amor, que todo llega como también se acaba
hoy mi vida ya no sabe nada a ti. Solo eres un pasado que no hiere
Del que ya no tengo que huir.

 

Poeta Hondureña

 

Andrea Flores

Posted on 13 octubre, 2017 in Poema

Share the Story

About the Author

Back to Top
Translate »
themekiller.com